lunes , mayo 20 2019

El acoso en Internet

Por Óscar Octavio De La Cruz Rodríguez

Uno de cada tres niños de primaria ya han sufrido algún tipo de acoso en Internet, ya sea a través de videojuegos o redes sociales.

Así es, hace tiempo en la organización REVO Sonora, realizamos un focus group en primarias con niños de cuarto, quinto y sexto grado, en el que prácticamente el 30% de los niños habían tenido problemas de algún tipo de acoso en Internet.

Existen dos tipos de acoso en la red que son los más conocidos, el ciberbullying y el Grooming, el primero es el que se da de menor a otro menor, y el segundo es el que se da de un mayor de edad a un menor, con la finalidad de obtener favores sexuales.

Es muy fácil esconderse tras perfiles falsos en las redes sociales, ganarse la confianza de las personas y al final causar un daño.

El daño puede ir desde simplemente molestar por molestar hasta el buscar obtener fotografías o videos tipo sexting, para posteriormente sextorsionar a la víctima con más material audiovisual erótico, dinero o sostener relaciones sexuales, con la amenaza que de no hacerlo las fotografías o videos serán publicadas en Internet, y la más extrema es la de desaparecer a la víctima ya sea para tráfico sexual o robo de órganos.

El acoso es una práctica que ya tiene años realizándose en Internet, y conforme avanza la facilidad que tenemos para conectarnos a la red aumenta la probabilidad de encontramos vulnerables ante persona mal intencionadas.

Si somos acosados en la red, es necesario retirarnos de esos lugares virtuales en los que nos asedian, llámese redes sociales, juegos en línea, aplicaciones de mensajería; debemos no caer en las provocaciones, contarle a una persona de confianza y en caso de ser menor de edad, contarle a tus padres o a algún familiar mayor de edad.

Algo muy importante a tomar en cuenta es no caer en pánico y ver realmente si el acosador cuenta con la información que dice que puede provocarnos algún daño, en pocas palabras, dimensionar el acoso en su justa medida.

La regla principal para evitar el acoso, es el de agregar y aceptar en nuestras redes sociales, únicamente a personas que conocemos en la vida real, además de que las publicaciones que realizamos no sean en modo público. No respondas mensajes de WhatsApp de números desconocidos. En pocas palabras, restringe tu información personal únicamente a personas que conoces.

Cuida lo que subes o envías por Internet, no sabes cuándo podrá ser usado en tu contra.

Por hoy la dejo hasta aquí, pero recuerde que entre todos podemos hacer de Internet un mejor lugar para convivir.

Sígame en Twitter @_oscardelacruz y en mi fanpage Oscar De La Cruz.

Check Also

El MegaPack de Cajeme

Por Óscar Octavio De La Cruz Rodríguez Tengo 10 años investigando y analizando cómo ha …

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.